Blog

Escena del incendio de la biblioteca en El nombre de la rosa

Documentación, el segundo paso

El primer paso para escribir una novela, o incluso una historia es tener una idea, querer contar algo. Pero el segundo no es ponerse a escribir sino documentarse. Una buena documentación es vital para que la historia esté correctamente insertada en el mundo y esa parte de «suspensión de la realidad» que representa casi cualquier historia sea creíble.

Parece algo obvio cuando hablamos de novela histórica, también en el género policíaco, o novela negra, pero es igualmente vital en otros como la fantasía y la ciencia ficción. Aunque quizá la documentación esté más alejada de la trama que en las primeras.

Biblioteca de la abadia de El Nombre de la Rosa, compedio del saber.

En ambos casos debemos tener una buena base histórica. Una novela de ciencia ficción que esté ambientada en un futuro cercano (como es el caso de Al borde del Caos) tiene su propia historia que entronca en la nuestra, en la más difícil de establecer que es la historia del día a día y cercana. Incluso historias más lejanas, como Star Trek o Robots e Imperio, tienen que justificar de algún modo cómo ha evolucionado la historia hasta llegar a ese punto.

Y aquí el riesgo es doble: por una parte una mala documentación puede llevarnos a un punto de partida falso y por otra llega un momento en que la «historia real» se aleja de la proyectada, como lo que aún siendo futuras, las tramas empiezan a pasar de anticipación a ucronía.

2019 visto desde los años 80 del siglo XX

Cuanto más lejano es el ambiente en el que tiene lugar la historia se podría pensar que tiene menos importancia, pero aun en el caso de no estar relacionada en absoluto con nosotros, como puede ser el caso de Star Wars, una documentación social, política e histórica es la base de la creación de una historia base por muy ficticia que esta sea, ya que esa historia debe ser asumible por los lectores y será más asumible cuanto más cercana sea a su experiencia personal y formativa. Una historia de una sociedad sin guerras ni conflictos puede parecer una utopía, pero una historia en la que nunca ha habido ningún conflicto no es asumible por nuestra propia historia vital y por lo tanto sería difícilmente entendible.

Y caso similar es en la fantasía, aunque sobre este género me extenderé más en el futuro.

__________

Imágenes de Blade Runner y de El nombre de la rosa

© Blade Runner Partnership y Artistes Auteurs Associés (A.A.A.) por El nombre de la rosa.

Fuente de las imágenes http://www.sensacine.com

Leave a Reply

    No Twitter Messages