Blog

Bandera España Luto

Cuando la realidad supera la distopía

Hace mucho que no escribo. Cuando inicié esta web, hace ya un año, mi intención era orientarlo hacia mi faceta literaria. En concreto las dos sagas de futuro distópico en las que estoy trabajando. La saga del Caos y la Saga de la Serpiente alada (donde la distopía viene tanto del propio ambiente como de la presencia de seres sobrenaturales ocultos entre nosotros) y que publiqué con la aparición de este mismo blog. Sin embargo, el trabajo, me ha mantenido más alejado de lo que esperaba de él. Ahora, en plena pandemia, cuando la realidad supera la distopía y es peor de lo que hubiera podido reflejar en cualquiera de mis novelas vuelvo a tener unas palabras para vosotros, mis seguidores.

Por desgracia los números, por mucho que se maquillen, no fallan: somos los peores del mundo. En eso estamos cerca del gobierno débil e inoperante que identifiqué con el inicio de la Saga del Caos. Un gobierno del PSOE en minoría, en manos de la extrema izquierda y los nacionalistas para aprobar sus leyes. Y una derecha inoperante, rota y divida. Más preocupada de sus luchas de poder internas y de analizar por qué han perdido el gobierno que de realizar su labor de oposición.

El peor país

El país con más número de casos por millón de habitantes. Y eso que no se cuentan como COVID-19 los que no tienen realizado el PCR que son miles.

El país con más muertes por millón de habitantes (aun con la manipulación a la baja del párrafo anterior) y con más muertes por contagiado (pues aquí la manipulación a la baja es un arma de doble filo)

El país que más se ha bloqueado (el estado de confinamiento es de los más restrictivos, creo que solo superado por el de algunas regiones de China, pero aquí es todo el país), dónde más empleo se está destruyendo (posiblemente de forma definitiva y a largo plazo).

El segundo país después de China, donde más se persigue, margina y censura a periodistas y medios que no son gratos y critica n la labor del gobierno.

Somos el país con menos medios para proteger a nuestros sanitarios.

Los resultados

El país con más porcentaje de población socio-sanitaria contagiada.

El país con más porcentaje de contagiados que trabajan en el sector socio sanitario.

Y eso que en algunas estadísticas se limitan a los sanitarios. Excluyen: personal de limpieza de hospitales, personal de atención en residencias y otros centros para hospitalarios, personal funerario.

España ha reaccionado tarde. Ha sido el país que ha empezado a tomar medidas con más casos infectados y más muertos. Mientras que otros como Corea o Grecia, empezaban a exigir y realizar PCR y otros análisis a todo el personal que entraba en el país antes de tener fallecidos. Y los realizaban a todos los considerados sospechoso. A todos los que tenian patologías que podían agravar los síntomas. A todos los necesarios para el normal funcionamiento de la sociedad aquí se hacía lo contrario. Se negaba la evidencia, se minimizó hasta el día 9 de marzo pese a las alertas de algunas Autonomías. Y hoy, día 23 de abril, aun no hay suficientes PCR ni siquiera para los sanitarios y enfermos graves. Y eso después de mes y medio de confinamiento y estado de alarma, con una perspectiva de dos meses,

La recentralización sin medios, en un ministerio vacío, solo ha traído caos, amiguismo y ocasiones para se contraten operaciones saltándose las leyes y controles en la contratación por parte del estado. Acciones paralegales, cuando no ilegales, que si bien se podrían haber perdonado de haber sido efectivas solo han servido para traer material defectuoso caro e inadecuado, que ha puesto en riesgo más vidas de las que ha salvado.

Bandera España Luto

 

La saga del Caos

Una España rota y partida por una guerra civil. Comenzada en 2018 (que ya es más —por ahora— ucronía que distopía —por suerte—, ya que comencé a escribir en los años 90 y he mantenido las fechas, aunque no ha visto la luz hasta 2015). Una España donde la unión es una ficción política. Para unos basada en los intereses de una parte de seguir perteneciendo a la Unión Europea. Para otros en la imposición militar francesa, que ve como los nacionalismos más radicales amenazan también su territorio.

Leave a Reply

    No Twitter Messages